¿Por qué funciona el Tarot?

 Funciona el tarot

Hola guapa! ¿Qué tal todo?

Escribo un post para tratar de aproximarme a diferentes puntos de vista sobre cómo o porqué funciona el Tarot.

A día de hoy, mi forma de entender el Tarot se acerca a la teoría de C.G Jung y de Osho.

 

Este post es una recopilación muy breve de teorías que han ofrecido personas relevantes en el mundo del pensamiento, la psicología o la filosofía.

Un esquema sería éste:


¿Por qué o cómo funciona el Tarot y los Oráculos?

1.    Teoría de la sincronicidad

2.    Apofenia y Patronicidad

3.    El Efecto Forer o Barnum

4.    PsicologÍa Proyectiva

5.    Teoría de Osho


1. Teoría de la sincronicidad

Una popular teoría de la sincronicidad es la del principio mantenido por Carl Gustave Jung .

Generalmente, nosotros entendemos que los eventos ocurren en relación a otro por la relación causa y efecto; el principio de causalidad.


 Alrededor de 1930, Jung propuso una segunda explicación de los eventos:

Cuando dos o más eventos parecen estar relacionados pero es imposible  explicar esta por causa-efecto, y es altamente improbable que hayan ocurrido por azar, la teoría que explica esta relación es el principio de sincronicidad.

 


2. Apofenia y Patronicidad

La apofenia  es quizá el más crítico de los principios que se aplican al tarot.

Éste sugiere que todo está en la mente.

Básicamente, los eventos son objetivos, e incluso cuando ocurren simultáneamente, lo sucedido es aleatorio y sin sentido.

Es la inclinación subjetiva de la mente humana la que dibuja una relación entre los eventos.

El término es atribuido al neurólogo Klaus Conrad.

El historiador y escéptico Michael Shermer se añadió a la teoría con su propio principio, llamado “patronicidad”.

Ambas teorías tratan de explicar por qué las personas buscamos un sentido más profundo en imágenes impresas en una baraja de cartas y por qué nosotros asignamos relevancia personal a esas imágenes.


3. El Efecto Forer o Barnum

El efecto Forer, a veces referenciado como el efecto Barnum.

El psicólogo Bertram R. Forer mantuvo que:

no importaba cómo de vaga o amplia fuera la personalidad descrita; los individuos a quienes se les ha dicho que tal descripción les pertenece, por una razón u otra, lo creen y se la adjudican como altamente precisa.

4. Psicologia Proyectiva

Cuando nosotros hablamos lógicamente o emocionalmente sobre nuestras vidas nos estamos expresando en el lenguaje de la consciencia, pero cuando nosotros usamos signos y símbolos, nosotros empezamos a sintonizar con las expresiones de nuestro inconsciente.

El resultado de la discrepancia entre la consciencia y el inconsciente es el sufrimiento mental.

 

LAS HERRAMIENTAS DE LA PSICOLOGÍA PROYECTIVA, COMO EL TAROT, TRATAN DE SINTONIZAR CONSCIENCIA E INCONSCIENTE, CON EL OBJETIVO DE TRAER EQUILIBRIO AL BUSCADOR O AL CONSULTANTE.

 

(Lo que, por favor, no debes entender, es que el tarot sustituye a un psicólogo. Puedes ver mi Código Ético).


6. Teoría de Osho

Esta última teoría pertenece al Maestro Osho (“EL TAROT EN EL ESPÍRITU DEL ZEN, Osho), y, es, una de mis favoritas. Osho dice:

“Hay una cosa muy fundamental que tenemos que recordar, y es que cuando quiera que hacemos algo relacionado con el futuroastrología, predicción del futuro, lecturas del horóscopo, quiromancia, I-Ching, taro-, se trata básicamente de una lectura del inconsciente de la persona.
No tiene mucho que ver con el futuro. Tiene que ver más con el pasado (…).
Generalmente, un ser inconsciente continúa repitiendo su pasado una y otra vez.
Èsta es la razón por la que funcionan todas estas ciencias.

Espero que hayas disfrutado este post, muchas gracias por leerme.

Marta.

Y tú, ¿Por qué crees que los sistemas de adivinación funcionan? Podemos comentar abajo.

Marta

La noche protectora, Calle Magistrado Hilario Sáez, Puerto de Mazarrón, Región de Murcia, 30860

¡Hola! Me llamo Marta y soy un buscador espiritual. Hago Tarot para ayudar a aquellas mujeres que se encuentran en un momento de transición en su vida personal. Deja que la respuesta te encuentre. Gracias por leerme.