Ejercicio para dejar el autocastigo

 Dejar de castigarme

¿Te has descubierto alguna vez en una de estas situaciones?:

  • Rechazo u odio mi cuerpo porque le echo la culpa de no sentirme querida
  • Le echo la culpa a mi mente por no funcionar correctamente y tener depresión o estar estancanda; 
  • Le echo la culpa a mi personalidad por pensar de determinada manera y haber tomado una decisión que me ha llevado a un lugar en el que no quiero estar
  • Le echo la culpa a "mi inteligencia normal" por no ganar más dinero para poder hacer otras cosas diferentes a las que hago.

 

¿Es muy lejano esto para tí?

He decidido odiar, rechazar o culpar a mi cuerpo, mi inteligencia, mi mente y/o mi personalidad

Que no sé muy bien qué diferencias hay entre unas y otras pero me da igual…

pero alguna de esas tiene la culpa de no tener yo la vida que me haga feliz.


Este post lo voy a dedicar a mirar la mente.

Este es el ejercicio que he preparado para ti.


 Dejar de castigarme

¿Podrías dar unas “pinceladas” de lo que consideras qué es eso que llamamos “mente”? (no indagues mucho, se trata de escribir la idea que tú tengas).

"No estoy muy segura, pero cuando hablamos de mente, creo que nos estamos refiriendo a ...(intenta escribirlo en 3-4 líneas)"


Si pudieras cambiar tu mente ¿Lo harías? Elige o No.

Si hubieras creado tu mente, ¿La habrías creado tal y cómo es? Por favor, elige o No


No sé lo que has contestado, pero ni de casualidad hubiera yo creado mi mente tal y como es…La hubiera creado MEJOR ¡está claro!

 

Con “mejor” quiero decir, que me hubiera creado una mente que me permitiera tener más estabilidad, más dinero, más salud, mejor figura, mejor valoración, ...

en resumen, que todo el mundo me adorase y me quisiera.


Si tú estás segura de que tú habrías creado tu mente de forma diferente, ¿por qué te sientes responsable de tu mente? :

"Me siento responsable de mi mente porque... (Escríbelo en unas 2 o 3 líneas)

Dá igual que no tengas muy bien definido lo que es la mente o lo que es la personalidad.

Aferrate a la idea, aunque sea por 1 minuto, de que no controlas tu mente.

 

¿Serías capaz de tratar a tu mente como a un invitado muy querido?


MIS REFLEXIONES.

Personalmente yo no veo que tenga el control de mis pensamientos.

Bastante carga es que no todos me gusten;

ya no quiero castigarme más por ellos.

 

Un abrazo y gracias por leerme.

Marta

¿Te castigas mucho en tu día a día? Me encantará que comentes abajo.

Marta

La noche protectora, Calle Magistrado Hilario Sáez, Puerto de Mazarrón, Región de Murcia, 30860

¡Hola! Me llamo Marta y soy un buscador espiritual. Hago Tarot para ayudar a aquellas mujeres que se encuentran en un momento de transición en su vida personal. Deja que la respuesta te encuentre. Gracias por leerme.